Datos personales

lunes, 25 de noviembre de 2013

EL SERVICIO DE COMEDOR EN CASAS RURALES


   

  
Desde el año 1997 que se  aprobó el Decreto 69, de 27 de mayo del Gobierno de Aragón, sobre viviendas de Turismo Rural, en su artículo 9, se autoriza a los propietarios de viviendas a prestar el servicio de desayuno y servicio de comidas, exclusivamente dirigidos a los ocupantes del alojamiento, estando prohibida su prestación a personas ajenas al mismo como ejercicio irregular de la actividad de restauración.  Es decir, el dueño de la vivienda podría preparar en su cocina los alimentos necesarios para ser consumidos exclusivamente por las personas que estaban alojadas en ella. Pero no solo prohibía esta actividad sino todas, no podían utilizar dentro del inmueble de la casa,  una zona reservada a restaurante, ni a ningún otro comercio, porque el uso del inmueble estaba reservado excluisvamente a vivienda.

         De conformidad con la Directiva de Servicios 2006/123 de la C.Europea, de liberalización de servicios del mercado interior, algunos sectores han interpretado que se anula la prohibición de ofrecer servicio de comidas exclusivo a clientes  y se permite servir a personas no alojados, exentos de cualquier autorización o permiso necesario.
         Esta forma de interpretar la libertad de empresa para ejercer no es correcta. La aplicación de la Directiva hace que se liberalice la restricción de compartir el inmueble con cualquier otro uso, es decir, podremos tener un restaurante, tienda, oficina....en el mimo inmueble que la casa rural, pero este comercio necesitará aparte contar los permisos necesarios para su apertura,  como cualquier otro restaurante.

          Es decir, si el dueño de una casa rural sirve comidas a todo el público en general de forma habitual y profesional, pasa a ser a ser un servicio regular de restauración y por tanto sujeto a la normativa sanitaria, turística y a obtener licencia municipal de Restaurante, de conformidad con el artículo 7 del  Decreto 81/1999 de 8 de Junio del Gobierno de Aragón, sobre normas de ordenación de restaurante, donde dice que la cocina se ajustará a lo que establezcan las disposiciones sanitarias vigentes. 
          Con esta interpretación queda claro que la entrada a una vivienda de turismo rural, nunca podrá realizarse a través de la zona de bar o restaurante. Aunque compartan inmueble, la licencia de restaurante  en la que se aplica normativa urbanística y medioambiental, no podrá autorizar el paso por un establecimiento de restauranción para acceder a una vivienda privada, sería como pasar por un bar para entrar a tu casa.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario