Datos personales

martes, 26 de noviembre de 2013

OBJETOS OLVIDADOS POR EL CLIENTE




        ¿Que hago con los objetos que los clientes olvidan en mi establecimiento?
       
         Cuando nos registramos en un Hotel y firmamos la ficha,  debemos leer bien las cláusulas que firmamos, ya que pueden contener una por la que autorizamos a utilizar nuestros datos personales para recibir información publicitaria del establecimiento. 
         En  una ocasión un cliente se dejó olvidadas unas gafas, y el dueño del establecimiento con la mejor intención se las remitió por correo certificado a su dirección, con una nota de agradecimiento por su estancia. El problema fue, que el resto de su familia pensaba que habia viajado a otro destino diferente y descubrió el engaño.  Por este motivo debemos tener cuidado cómo utilizamos los datos obtenidos.  
         Entonces ¿Qué hacemos con los objetos olvidados de nuestros clientes?

De conformidad con el artículo 615 del código Civil:
El que encontrare una cosa mueble, que no sea tesoro, debe restituirla a su anterior poseedor. Si éste no fuere conocido, deberá consignarla inmediatamente en poder del Alcalde del pueblo donde se hubiese verificado el hallazgo.
El Alcalde hará publicar éste, en la forma acostumbrada, dos domingos consecutivos.
Si la cosa mueble no pudiere conservarse sin deterioro o sin hacer gastos que disminuyan notablemente su valor, se venderá en pública subasta luego que hubiesen pasado ocho días desde el segundo anuncio sin haberse presentado el dueño, y se depositará su precio.
Pasados dos años, a contar desde el día de la segunda publicación, sin haberse presentado el dueño, se adjudicará la cosa encontrada o su valor al que la hubiese hallado.
Tanto éste como el propietario estarán obligados, cada cual en su caso, a satisfacer los gastos.
            Según este artículo debería devolverse a su titular, si es conocido, o si no conservarlo durante dos años.
            Sin embargo, esta obligación de devolvérselo a su titular, esta limitada por la Ley de Protección de datos de carácter personal, por la que, cuando entra un cliente al establecimiento, se le debe informar “para qué van a ser usados sus datos”.
           En caso de viviendas de turismo rural, estos datos son usados para el registro de entrada de viajeros y comunicados exclusivamente a la guardia civil, asi como para la expedición de la factura.  No pueden ser usados para comunicar el extravío de  objetos, o para enviar ofertas, o para felicitar cumpleaños…..a no ser que sea autorizado expresamente por el  cliente y firmado.
Igualmente el viajero debe ser informado del derecho de cancelación de sus datos personales una vez comunicados a la Guardia Civil.

Este derecho esta recogido en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal:
Artículo 16. Derecho de rectificación y cancelación.
1. El responsable del tratamiento tendrá la obligación de hacer efectivo el derecho de rectificación o cancelación del interesado en el plazo de diez días.
2. Serán rectificados o cancelados, en su caso, los datos de carácter personal cuyo tratamiento no se ajuste a lo dispuesto en la presente Ley y, en particular, cuando tales datos resulten inexactos o incompletos.
3. La cancelación dará lugar al bloqueo de los datos, conservándose únicamente a disposición de las Administraciones públicas, Jueces y Tribunales, para la atención de las posibles responsabilidades nacidas del tratamiento, durante el plazo de prescripción de éstas. Cumplido el citado plazo deberá procederse a la supresión.
4. Si los datos rectificados o cancelados hubieran sido comunicados previamente, el responsable del tratamiento deberá notificar la rectificación o cancelación efectuada a quien se hayan comunicado, en el caso de que se mantenga el tratamiento por este último, que deberá también proceder a la cancelación.
5. Los datos de carácter personal deberán ser conservados durante los plazos previstos en las disposiciones aplicables o, en su caso, en las relaciones contractuales entre la persona o entidad responsable del tratamiento y el interesado.
Artículo 10. Deber de secreto.
El responsable del fichero y quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos de carácter personal estén obligados al secreto profesional respecto de los mismos y al deber de guardarlos, obligaciones que subsistirán aun después de finalizar sus relaciones con el titular del fichero o, en su caso, con el responsable del mismo.

          En conclusión: En la normativa interna de cada establecimiento debe advertirse, que los objetos perdidos por el usuario, solo serán devueltos a solicitud de éste y a su cargo.  En caso contrario si quieren incluirlo como un servicio más de atención al cliente, deberá firmaros autorizando a utilizar sus datos personales para este fin.

2 comentarios:

  1. El hotel me dice que no puede enviarme la máquina de fotos que olvide.. Que puedo hacer???

    ResponderEliminar
  2. Me dicen que tengo que ir a buscarla que no la pueden enviar por correo

    ResponderEliminar